El asedio contra la jueza Erika Aifán (explicado paso a paso)

Espionaje, seguimientos, amenazas y hostigamiento. Erika Aifán ha pasado por casi todo tipo de asedio en los últimos años. Ahora también sube de tono la persecución legal contra la jueza que tiene a su cargo los casos que hacen tambalear a todos los poderes del Estado.
0 Compartidos
35
0
0

Aifán está inundada de denuncias. Son tantas, que es difícil seguirles la pista a todas. Pero las que representan una verdadera amenaza para la independencia de la jueza son, hasta ahora, cuatro. 

Con estos buscan quitarle su inmunidad, procesarla y, posiblemente, condenarla y llevarla a la cárcel. Sería el escenario ideal para los implicados en casos de alto impacto que fueron investigados por CICIG y FECI.

Algunos de los grandes casos a cargo de Aifán, son:

  • Comisiones Paralelas 2020, un caso que golpeó a la cúpula del Organismo Judicial, por el amaño de la elección de las altas cortes de justicia que se tenía programada para 2020.
  • Odebrecht, un caso que golpeó al Organismo Legislativo, y dónde aún se esperaba determinar si los diputados recibieron sobornos a cambio de aprobar un millonario proyecto de construcción.
  • Construcción y Corrupción, un caso que golpeó al Organismo Ejecutivo, por coimas que habrían recibido funcionarios de gobierno por parte de empresarios de la construcción a cambio de la adjudicación de obras.

En esta nota explicamos los cuatro procesos de antejuicio más importantes contra Aifán, aunque el Ministerio Público de Consuelo Porras podría presentar más.

1. La denuncia del Instituto de Magistrados

La acusación

  • El 8 de junio de 2020, Wilber Estuardo Castellanos Vanegas, entonces presidente del Instituto de Magistrados de la Corte de Apelaciones del Organismo Judicial, señaló que la jueza Aifán autorizó diligencias de investigación, supuestamente ilegales, contra magistrados señalados en el caso ‘Comisiones Paralelas 2020’. La acusación dice que la jueza no tiene competencia para conocer el caso, pero autorizó procedimientos de investigación.

¿Qué pasó?

  • La FECI —en tiempos de Juan Francisco Sandoval— en medio de una investigación en contra de Gustavo Alejos, descubrió que, estando internado en un sanatorio en la zona 2, él se reunía y comunicaba ilegalmente con políticos, abogados y magistrados para amañar la elección de altas cortes que debía hacerse en 2020.
  • Una de las personas que habría mantenido comunicación con Gustavo Alejos fue Wilber Estuardo Castellanos Vanegas.

    En pocas palabras: La FECI señaló a Wilber Estuardo Castellanos Vanegas de participar en el amaño de elección de cortes y Castellanos Vargas respondió, desde el Instituto de Magistrados, denunciando a la jueza Erika Aifán.

Las anomalías en el proceso:

  • Juez y parte: La Corte Suprema de Justicia, en pleno, era la encargada de conocer el antejuicio y decidir si la denuncia de Wilber Castellanos contra Aifán se debía investigar. 10 de los 13 magistrados votaron para continuar el proceso contra Aifán.
  • Sin embargo, seis de esos magistrados que votaron en contra de Aifán, tienen conflicto de interés, pues están acusados en el mismo caso de amaño en la elección de cortes. Están señalados y al mismo tiempo están tomando decisiones sobre el proceso.
  • No hay pruebas: Dos magistradas de la Corte Suprema de Justicia, al conocer el caso, dijeron que la denuncia contra Aifán no tenía fundamento.
  • Un error de notificación: La Corte de Constitucionalidad de Roberto Molina Barreto rechazó en definitiva un amparo presentado por Erika Aifán, cuando la jueza alegó que no había argumentos para la causa en su contra. (La CC notificó su decisión a Wilber Estuardo Castellanos Vanegas, pero ya había dejado de ser presidente del Instituto de Magistrados. Su lugar lo ocupa ahora Igamín Galicia Pimentel).
  • El pesquisidor (juez y parte): Roaldo Isaias Chávez Pérez es el pesquisidor en el caso. Es decir, quien tiene que averiguar si es recomendable, o no, retirar la inmunidad a Aifán. Chávez también es parte del Instituto de Magistrados que denunció a la jueza. Para alejarse de esa controversia, el pesquisidor dijo que se retiraría momentáneamente del instituto.
  • Una cuestionada comunicación directa: La Corte Suprema y el Instituto de Magistrados tienen comunicación directa. Es decir, quienes denunciaron a Aifán y quienes deben tramitar la denuncia, tienen un contacto directo al margen de los procedimientos que manda la ley. Eso pone en duda su imparcialidad.

2. El primer ataque de Consuelo Porras y Julio Curruchiche

La acusación

  • El fiscal Julio Curruchiche, actual jefe de la FECI, denunció a la jueza Erika Aifán por abuso de autoridad e incumplimiento de deberes. Pedro Hernández, ahijado de la fiscal general, fue quien firmó la petición. 
  • Señalan que la jueza no tiene competencia para conocer el caso Comisiones Paralelas 2020. 

¿Qué pasó?

  • Erika Aifán no está a cargo de un juzgado cualquiera, sino uno de ‘mayor riesgo’, que tiene a su cargo ‘procesos complejos’. Una diferencia con respecto a los juzgados ordinarios, es que todos los casos que conocen los juzgados de alto impacto son asignados por la Corte Suprema de Justicia.
  • Las investigaciones del caso Construcción y Corrupción, a cargo de Aifán, alcanzaron a Gustavo Alejos como un supuesto receptor de coimas. Al seguir la ruta de Alejos también se encontró que tendría una papel clave en el amaño de la elección de cortes. Esto se llama un ‘hallazgo inevitable’. Es decir que las autoridades, al investigar el delito que comete un grupo criminal, pueden encontrarse con más delitos y actores clave.
  • En pocas palabras: Aifán tiene a su cargo dos procesos contra Gustavo Alejos porque el segundo derivó de un ‘hallazgo inevitable’.

La confusión del MP

  • El caso Comisiones Paralelas 2020 está registrado en el Ministerio Público con el número de expediente 3542-2020-6 y en el Organismo Judicial tiene el número 01073-2016-359.
  • El Ministerio Público cuestiona la discrepancia en los registros, pues en un lado el caso aparece fechado en 2016 y en la otra institución en 2020. La respuesta es sencilla y es que cada institución maneja su propio sistema de registros.

3. El segundo ataque de Consuelo Porras

La acusación

El fiscal Julio Curruchiche, en enero de 2022, presentó otra denuncia contra la jueza Erika Aifán. En esta ocasión la acusan de abuso, de autoridad, incumplimiento de deberes y prevaricato.

¿Qué pasó?

  • La jueza conexó —unió— el caso Odebrecht y el caso contra el periodista Juan Luis Font. El primero tiene que ver con la adjudicación de obras de infraestructura a la empresa brasileña Odebrecht, a cambio de coimas. En el segundo se señala al periodista de recibir dinero producto de actos de corrupción.
  • Uno de los protagonistas del caso Odebrecht es el exministro de Comunicaciones, Alejandro Sinbaldi. Y fue justamente una declaración de Sinibaldi la que sustentó la acusación contra Font, un periodista crítico del gobierno de Giammattei y de la administración de Consuelo Porras.

Una explicación sencilla

  • Los jueces tienen la potestad de conexar dos casos cuando ambos están relacionados. No tiene sentido que diferentes jueces conozcan casos que involucran a las mismas personas. Un juez podría equivocarse al conocer un caso que no le compete, pero eso no es un delito y se puede resolver por la vía administrativa, según estándares de derechos humanos.
  • La fiscal general Consuelo Porras no quiere que la jueza Erika Aifán tenga a su cargo casos de alto impacto. Con un juez independiente, Porras tiene menor maniobra de acción cuando se trata de beneficiar a uno o varios de los implicados. O bien, como es el caso de Font, de perjudicarle.

4. El tercer ataque de Consuelo Porras

La acusación

Sin dar detalles, la fiscal general Consuelo Porras anunció un nuevo antejuicio contra Erika Aifán el 16 de febrero.

El contexto

  • El MP de Consuelo Porras presentó en febrero de 2022 el caso Cooptación y Corrupción Judicial. En realidad se trata de la venganza de Porras contra exfiscales que trabajaron para la CICIG y la FECI en tiempos de Juan Francisco Sandoval.

La decisión clave

  • Aifán aceptó la solicitud de la abogada Leily Santizo, exmandataria de  CICIG, para unir su caso con los que se llevan en contra de los exfiscales Siomara Sosa y Juan Francisco Sandoval. Por simplemente aceptar la petición de la defensa, la jueza habría sido denunciada.

Un océano de denuncias

La jueza Aifán está sumergida en un océano de denuncias presentadas, en su mayoría, por personas que están señaladas en caso de alto impacto o designadas como corruptas:

  • El exjuez Mynor Moto, prófugo de la justicia con dos órdenes de detención.
  • Eddy Giovanny Orellana, señalado en el caso Comisiones Paralelas (2014).
  • Gustavo Alejos Cámbara, señalado en múltiples casos de corrupción, incluído Comisiones Paralelas 2020.
  • Roberto López Villatoro, señalado en el caso Comisiones Paralelas (2014).

Esto dice la jueza

Quorum buscó a la jueza Erika Aifán, quien dijo que no se pronunciará por los casos que tiene el juzgado a su cargo. La jueza señaló que en los procesos en su contra, se defenderá como corresponde.

35 Compartidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *