Ilustración: Herbert Woltke

El negocio del Ferrocarril del Bicentenario (y posiblemente del gas e internet)

Una empresa mexicana quiere el uso exclusivo de 265 kilómetros de línea de ferrocarril de Guatemala.
0 Shares
0
0
0

¿Qué está pasando?

El gobierno de Alejandro Giammattei quiere hacer un negocio multimillonario con la empresa mexicana, Remed, S. A. de C.V., para que se encargue de la ejecución del proyecto Ferrocarril del Bicentenario.

Eso implica la construcción de una línea férrea y el funcionamiento de un ferrocarril de carga. Para eso se tendría que otorgar el derecho de vía de 265 kilómetros a la empresa mexicana:

  • 235 kilómetros de Tecún Umán, San Marcos, a Puerto de San José, Escuintla.
  • 30 kilómetros de la cabecera de Retalhuleu a Puerto de Champerico, en el mismo departamento.

¿Cómo se concretaría ese negocio?

La empresa que tiene el control del sistema ferroviario se llama Compañía Desarrolladora Ferroviaria y su nombre comercial es Ferrovías de Guatemala.

Si bien se trata de una empresa privada, el 82.10% de las acciones pertenecen al Estado de Guatemala. Y la representación del Estado de Guatemala está a cargo de la Procuraduría General de Nación (PGN), una entidad dirigida por Jorge Luis Donado, quien responde directamente a las instrucciones del presidente. 

Donado es el abogado del Estado y responde a las instrucciones directas  del presidente. Fue nombrado por Jimmy Morales en mayo de 2018 y Alejandro Giammattei lo confirmó en el cargo para su mandato.

En conclusión, la palabra final la tiene Alejandro Giammattei.

Jorge Luis Donado, Procurador General de la Nación. Foto: Congreso.

¿Qué puede hacer la PGN en este negocio?

La PGN podría concretar el negocio entre la empresa mexicana y Ferrovías de Guatemala sin mayor inconveniente, pues el Estado tiene la mayoría de las acciones de la empresa y está en la capacidad de tomar decisiones sin el resto de accionistas.

El 20 de septiembre de 2021 se publicó un anuncio en Prensa Libre, en el cual se convoca  a la asamblea de accionistas de Ferrovías de Guatemala el 13 de octubre de 2021.

En el punto 9 de esa asamblea se contempla la presentación del proyecto de Remed y en el punto 11 dice:

“Facultar al Nuevo Administrador Único y Representante Legal de Compañía Desarrolladora Ferroviaria, S. A., para que se retomen las negociaciones con la entidad Ramed, S.A. de C.V., y en caso de su pertinencia suscriba los instrumentos para materializar las mismas”.

¿Qué complicaciones hay?

  • Un nuevo Administrador. Fuentes de la empresa dicen que el actual Administrador Único de Ferrovías de Guatemala, Carlos Estrada, se niega a concretar el negocio con Reamed. Por eso, en la misma Asamblea se pretende nombrar a un nuevo Administrador Único, que sí apruebe al negocio. Se intentó contactar a Estrada, pero no respondió a los mensajes ni llamadas a Ferrovías de Guatemala.
  • Negociaciones cuestionables. El diputado Luis Fernando Pineda, de Semilla, manifestó: “Al ser el Estado el accionista mayoritario de Ferrovías de Guatemala esto se convierte en un asunto público, pero hasta ahora todo se ha negociado en secreto”.
  • Desalojos. De concretarse el negocio, el Estado de Guatemala tendría que desalojar a las miles de familias que viven en los alrededores de las vías del tren; hasta ahora no hay una solución a ese problema. Y si el Estado no cumple, podría ser demandado internacionalmente y tendría que recibir una importante sanción económica. El procurador Jorge Luis Donado dice que no hay claridad sobre este aspecto.
  • ¿Ganancias? Todavía no está claro cuánto ganaría Ferrovías de Guatemala si hace el negocio con Remed. Una propuesta en discusión planteaba que la empresa tendría un ingreso del 4% del total de los ingresos brutos del negocio, pero no se concretó.

¿Qué pasa con el negocio del gas y el internet?

Ferrovías de Guatemala dice que se han realizado estudios de factibilidad y considera que el ferrocarril es viable financieramente. Eso significa que es rentable.

Según Luis Méndez, gerente de Ferrovías, además del ferrocarril, están contemplando otros negocios alternos que podrían aprovechar el derecho de vía del ferrocarril para colocar fibra óptica -internet- o implementar un gasoducto. 

Una de las citaciones realizadas por la bancada Semilla para conocer detalles sobre la negociación. Foto: Congreso.

¿Qué se sabe del contrato y la empresa mexicana?

El proyecto se conoce a través de consultas a funcionarios a través de  citaciones del diputado Luis Fernando Pineda y de notas de prensa. Además, a través de elPeriódico se supo que, en nombre de Remed,  el negociador es Carlos Álvarez.

¿Qué puede hacer la población?

  • Informarse. Estar al tanto de todo lo que sucede en torno a este negocio, que involucra los intereses del Estado.
  • Presionar. Exigir que las autoridades sean transparentes en las negociaciones para concretar el Ferrocarril del Bicentenario o cualquier otro negocio -gas o fibra óptica-. 
  • Fiscalizar. Cuestionar al presidente Alejandro Giammattei y a la Procuraduría General Nación sobre las decisiones que tomen en torno al negocio.
0 Shares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *