Entramos al grupo de WhatsApp donde maestros y militares apoyan a Sandra Torres

Desde una red de canales de WhatsApp líderes magisteriales y veteranos militares difunden desinformación y propaganda en favor de la UNE. También están coordinando buses y pickups para movilizar votantes para la segunda vuelta. Seguimos los canales durante 20 días. Esto fue lo que encontramos.
0 Compartidos
0
0
0

La noche del 7 de agosto, Sandra Torres era trending topic en X/Twitter porque no participó en un debate organizado por la Asociación de Gerentes de Guatemala y evitó enfrentarse al presidenciable de Semilla, Bernardo Arévalo.

Torres, quien aspira a la presidencia por tercera vez y también llega al balotaje por tecera ocasión, tiene a las encuestas en contra. Una medición de CID Gallup para la Fundación Libertad y Desarrollo le dio 39 puntos, frente a los 61 de Arévalo.

Eso no significa que Torres se conforme con su racha de perdedora. En Quorum entramos a uno de los varios grupos de Whatsapp donde se organiza una movilización, de maestros y militares, a favor de la candidata de la UNE de cara a las elecciones del 20 de agosto.

La noche del debate ―que se convirtió en una entrevista a Arévalo―, en el grupo de Whatsapp no paraban de llegar los mensajes para gestionar apoyos en favor de Torres. Todos quieren algo: maestros quieren estabilidad laboral y los militares retirados piden dinero.

“Nosotros los maestros tenemos grupos de WhatsApp con padres de familia. Ganemos las elecciones y me comprometo a ayudarlos”, escribió un profesor identificado como Miguel Flores.

Momentos después llegó una nota de voz: “Le solicitamos dos pickups para el caserío Santa Marta y Hierba Buena para el 20 de agosto para que el personal de esos caseríos pueda bajar a votar y esa gente pues está dispuesta a votar por la licenciada Sandra Torres”.

El mensaje estaba dirigido a Ovidio Sánchez, presidente de los veteranos militares de El Progreso. 

En Quorum constatamos que ese grupo de Whatsapp está activo mañana, tarde y noche.

De docentes a padres

A finales de julio, un maestro que optó por el anonimato, escribió a Quorum para denunciar que a él y otros compañeros les estaban presionando para votar por Sandra Torres.

Según el docente, les decían ―sin pruebas― que con la UNE tendría oportunidad de tener una plaza de trabajo fijas, pero con Semilla, supuestamente, habría despidos. 

En Guatemala hay más de 126 mil docentes trabajando en la educación pública, pero la mayoría no tiene un trabajo estable. Su oportunidad de tener un empleo depende del apoyo que tenga del Sindicato de Trabajadores de la Educación de Guatemala (STEG), dirigido por Joviel Acevedo, y del gobierno de turno.

Además de las presiones, la fuente indicó que se habían creado una comunidad de grupos de WhatsApp para coordinar a nivel nacional el voto de las y los maestros.

En ese momento la comunidad de WhatsApp llevaba por nombre “Apoyo Total para Sandra Torres” y aglutinaba a 24 grupos de docentes de cada departamento del país, del distrito metropolitano de Guatemala y de la coordinación nacional. 

Solo el grupo nacional tiene a más de 900 personas incluídas. Y además, se les pedía que reenviaran material de campaña y pidieran el voto para Sandra Torres a otros grupos de Whatsapp. Incluso, en los grupos donde están las madres y padres de sus alumnos. 

Algunos maestros y maestras pertenecientes a esos grupos aceptaron hablar con Quorum desde el anonimato. Temen que si denuncian el pacto, puedan perder su trabajo o perder el apoyo sindical.

Uno de los entrevistados afirmó haber recibido denuncias de profesores, incluso de trabajadores administrativos del Ministerio de Educación, que están siendo presionados para que voten por Torres a cambio de una plaza de trabajo.

Es más, según algunas conversaciones dentro de los chats, las capacitaciones impartidas por el Ministerio de Educación también se están aprovechando como plataforma para apoyar a Torres.

La campaña en favor de la UNE desde el magisterio llegó a tal punto que han colocado mantas en lugares prohibidos por la legislación electoral, como edificios educativos.

Así sucedió en la aldea Quixal, en San Pedro Carchá, Alta Verapaz. 

En el chat, una persona advirtió que eso era prohibido y pidió que se retirara antes que “el otro partido… quiera aprovechar para difamar a nuestra candidata”.

Según las y los profesionales del magisterio también les han pedido no enfocarse en criticar a líderes como Joviel Acevedo. Y, aunque les aconsejan votar de forma consciente, se centran en hablar mal del candidato del Movimiento Semilla, Bernardo Arévalo.

¿Sandra Torres está aliada con Joviel Acevedo?

En la UNE sí aceptan haberse reunido con maestras y maestros pero evitan relacionarse directamente con Joviel Acevedo o su sindicato. “Es una iniciativa de los dirigentes magisteriales, no STEG como tal”, dijo Vinicio Pacheco, vocero del partido.

Por su parte, Joviel Acevedo, en el tono molesto que le caracteriza cada vez que es cuestionado por la prensa, respondió: “Yo no sé quién se está inventando eso”.

También negó cualquier tipo de presión a las y los maestros por parte de su sindicato: “Si hay alguna denuncia porque no la van a poner al Ministerio Público”.

Después decidió cortar la llamada.

Entre las personas que coordinan los grupos de WhatsApp, Quorum no identificó a los altos directivos del STEG de Joviel Acevedo. Sin embargo, docentes consultados afirman que el sindicato es tan grande, que es imposible que se articule este apoyo político sin el visto bueno de sus dirigentes

La relación de Joviel Acevedo con la UNE no es nueva. El gobierno de Álvaro Colom (2008-2012), en el que Sandra Torres tuvo gran influencia, aprobó un nuevo pacto colectivo en el que, entre otras cosas, se garantizó la inamovilidad laboral para los directivos del sindicato. Aquello salvó a Joviel Acevedo quien para entonces tenía un proceso de destitución abierto por llevar más de un año sin presentarse a dar clases.

Aunque existiera una alianza real, a la UNE no le conviene tener el respaldo directo de Joviel Acevedo porque saben que esa relación dañaría aún más la imagen del partido y de su candidata.

Acevedo recientemente fue incluído en la Lista Engel. El Departamento de Estado de Estados Unidos lo señaló de estar involucrado “en una importante corrupción al brindar apoyo político a STEG a cambio de sobornos de funcionarios públicos”.

UNO y los veteranos militares

Si la relación de Sandra Torrescon el magisterio ha sido cercana, con los veteranos militares ha sido todo lo contrario.

A la UNE, tanto a Álvaro Colom, como a Torres, les acusaron ―sin evidencia― de ser guerrilleros y de izquierdistas. Esas tensiones parecieron quedar de lado el pasado 30 de julio.

Ese día los veteranos militares asumieron el liderazgo de la plataforma de apoyo a Sandra Torres y unieron bajo una sola plataforma a trabajadores del magisterio y además a salubristas. La plataforma lleva por nombre Unidad Nacional Organizada (UNO). 

Según consta en los registros del Tribunal Supremo Electoral, UNO es un comité pro formación de partido político cuyo secretario general es Eladio Flores Marroquín, presidente de la Junta Nacional de Veteranos Militares.

En el evento promovido por UNO, Sandra Torres se comprometió a aceptar diversas demandas que van desde plazas laborales, nuevas bonificaciones hasta programas sociales para militares en retiro y sus familias. 

A partir de ese evento los grupos de la comunidad de WhatsApp cambiaron de nombre y pasaron a llamarse “UNO NOS UNE APOYO A SANDRA TORRES”. 

Con la llegada de los militares en situación de retiro, las conversaciones también cambiaron de tono y pasaron a centrarse mucho más en la movilización de votantes para el 20 de agosto, día de la segunda vuelta electoral. 

PickUps y camiones para el 20 de agosto

Un audio enviado por Rigoberto Cuc, de San Juan Chamelco, Alta Verapaz, menciona que las personas no tienen transporte para salir a votar el 20 de agosto: “Se necesita apoyo en cuanto a transportes para poder sacar a la gente porque aquí en Chamelco en el área rural donde van a votar, van a votar a favor de Sandra Torres”. 

Al mismo tiempo, Cuc comenta que el síndico primero de esa municipalidad (Alberto Cao Xol) contrató 13 camiones para movilizar a las familias durante la primera vuelta electoral. 

En otro mensaje un usuario identificado como Ovi Sánchez, pide que le avisen al “lic. Eladio” que “el señor alcalde del Jícaro (José Mejía, actual presidente de la Asociación Nacional de Municipalidades) está con Sandra Torres promete salir adelante”

En la última semana de campaña electoral este tipo de mensajes comenzaron a ser más frecuentes. Por ejemplo, en el grupo avisaron que en San José Acatempa, Jutiapa, se necesitarán 28 microbuses para movilizar a 3 mil 500 personas.

Debido a la gran cantidad de mensajes, una persona identificada como el capitán José Barrera, intentó ordenar la conversación. Así se pidió que cada integrante del grupo indicarano solo el municipio sino el departamento en el que está gestionando la movilización.

Según las conversaciones del chat, será Barrera el responsable de apoyar con la movilización en caso de que algún municipio aún tenga problemas de transporte.

En días recientes a esta publicación también hubo llamados a movilizar a los centros de votación a familia y amigos, a partir de las 5 de la tarde, para que “vean la presión a nivel nacional”.

Prometer es jugar con fuego

La mayor promesa de Sandra Torres para conseguir el apoyo magisterial es ofrecer que 70 mil maestros sean contratados en renglón 011. Es decir, de forma permanente y con derecho a prestaciones laborales.  

Pero sus promesas no terminan allí. En un video enviado a los canales de WhatsApp, Sandra Torres también ofreció consolidar la deuda de todo el magisterio nacional. Eso significaría, pagar los préstamos adquiridos por maestros a través de un programa ejecutado por el gobierno junto con la banca privada.

Verónica Spross, directora de Empresarios por la Educación, asegura que aunque todo depende de la cobertura esta promesa “sí podría generar un grado de tensión en el presupuesto”. Además explica que no solo se trata de las mejoras de condiciones laborales sino de asegurar la calidad profesional de las y los mismos maestros.

Sumado a ello, si Sandra Torres quiere cumplir la demanda de los veteranos militares de ampliar el bono de Q36 mil a Q120mil por tres años, se encontrará con un panorama complicado.

“Esto es altamente cuestionable, no soporta ningún análisis de tipo político-histórico. No podría ser una política prioritaria de gobierno (…), y por último se ha demostrado que esta propuesta no se aleja de la demagogia, la demagogia como aquel discurso atractivo pero carente de sustento y viabilidad técnica y financiera”, crítico Ricardo Barrientos, economista del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales.

El analista cuestiona la falta de viabilidad en ambas propuestas. Cree que son apuestas arrebatadas enfocadas en ganar más votos, sin considerar el impacto financiero en el presupuesto. 

Una apuesta arriesgada. De ganar Sandra Torres los grupos que hoy le apoyan podrían movilizarse con la misma fuerza en su contra para exigirle que cumpla sus promesas. Por el momento Sandra Torres no deja de enviar audios de agradecimiento.

0 Compartidos

omentarios
  1. Tanto q se compromete la señora si al final no va a ganar y si asi fuera la misma poblacion son quienes pagaran toda esa DIARREA D PROMESAS dicen q en la Capi hay desarrollo y son los primeros quienes se venden por promesas o x 1 bolsa…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *